Yo soy nuclear

Desarrollan un nuevo detector para medir un proceso radiactivo en centrales nucleares

(1 voto, media 5.00 de 5)
Un grupo de investigadores valencianos del Instituto de Física Corpuscular (IFIC) ha desarrollado un nuevo detector para medir la desintegración beta, uno de los procesos de desintegración radiactiva que se producen en el núcleo atómico. Este sistema aporta nuevos datos para entender los procesos que se producen en el interior de un reactor nuclear, según aseguran fuentes de la Universitat de València.

El nuevo detector se denomina DTAS, está fabricado de cristales de Yoduro de sodio y ha sido diseñado íntegramente en el centro de investigación valenciano. Sus desarrolladores aseguran que posee múltiples aplicaciones, desde los estudios sobre estructura nuclear y física de neutrinos hasta el desarrollo de detectores portátiles de manipulaciones de combustible nuclear al margen de los tratados internacionales.

A diferencia de los detectores de Germanio utilizados tradicionalmente para medir la desintegración beta, "DTAS funciona como un calorímetro o espectrómetro de absorción total", es decir, detecta las cascadas de radiación gamma originadas en este proceso nuclear y suma toda la energía.

Según los responsables del proyecto, este sistema permite trabajar con una eficiencia de detección cercana al 100% para determinar la probabilidad del proceso, mientras que la eficiencia de los detectores de Germanio convencionales es muy baja.

Los investigadores del IFIC acaban de comprobar el funcionamiento de este nuevo detector en la instalación IGISOL-IV, del laboratorio finlandés de Jyvaskyla, en lo que supone el reestreno de una instalación importante para la física nuclear europea tras un proceso de renovación por la instalación de un nuevo acelerador de partículas (ciclotrón).

Sin embargo, el destino final del DTAS está pensado para operar en FAIR, el nuevo laboratorio europeo para la física nuclear que se está construyendo en Darmstadt (Alemania).

La mejora del sistema de medición de la desintegración beta también facilitaría, según los investigadores de IFIC, el desarrollo de detectores de neutrinos portables para monitorizar el combustible utilizado en el interior de un reactor nuclear a una cierta distancia, ya que los neutrinos producidos escapan de su interior sin que se puedan detener. 

Además de contribuir a los estudios de estructura nuclear, este nuevo detector permitirá mejorar las medidas que realizan los investigadores que se dedican a la Física de neutrinos, uno de los campos más interesantes en la Física en los últimos años.

Comentarios

Nombre *
Email (para verificación y respuestas)
Código   
Enviar comentario

Actualidad

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
24126 firmas

Divulgación

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Sabías Que ...La producción del parque nuclear español ha representado en 2012 más del 42% de la electricidad libre de emisiones generadas en el sistema eléctrico español evitando la emisión de entre 35 y 45 millones de toneladas de CO2

Esto equivale a parar la mitad de los vehículos que circulan en España

 
busyCargando encuesta...